3/21/2017

#CartaAbierta ¿El grito en el cielo por esto? #Eurovision no son los #eurofans


Llevo mucho tiempo dándole vueltas a cómo abordar este tema que se me antoja agridulce y, tras meditarlo, me decido a hacerlo en el post de hoy. Vergüenza ajena he sentido con todo el proceso de selección para la canción que representará a España en el próximo Festival de Eurovisión. He de matizar. Más que por el proceso en sí de selección, todo este sentimiento viene por el raro clima creado a raíz de la gala al más puro estilo hooligan. Para que luego digan que Eurovisión no levanta tantas pasiones como el fútbol... 
En los últimos años siempre se habla de una "mano negra" o de oscuros fantasmas que "hacen que España no logre brillar en el festival". Sistema organizacional de TVE al margen, cargos públicos seleccionados a dedo y telenovelescos tejemanejes entre productoras, discográficas e intereses encontrados, nada, absolutamente nada, justifica lo que pasó en ese plató y el acoso y derribo que Manel y su equipo han sufrido a raíz de la selección.


Desgraciadamente, parece que en "Españistán" sólo pueden ir pseudo-divas como representantes haciendo perder cualquier tipo de juicio objetivo a ciertos seguidores del festival. Os aseguro que el mismo que escribe este post es un fiel seguidor -y defensor a muerte- del festival pero tengo muy asumido que ha de primar la puesta en escena con cierta calidad musical que haga de nuestra opción algo más que un simple "me presento para cubrir el expediente".


Tengo que reconocer que Mirela, aún sin encantarme al 100% los arreglos de 'Contigo', era una opción a considerar como buena abanderada para este año hasta que vi su puesta en escena el día de la gala. Tanto ella en el escenario, como su voz, amén de su vestuario, estuvo muy lejos de lo que había imaginado. Una vez más, en mi humilde opinión, no era la mejor candidata para defender un directo.




Por su parte, Manel, con 'Do it for your lover' me enganchó a la primera escucha con unos arreglos efectivos que hacían que la melodía y el estribillo se pegasen como chicle en mi cabeza. Hace tiempo descubrí un vídeo suyo en YouTube, muy intimista, que en blanco y negro daba prioridad a su voz. En este punto, he de reconocer que sí me generaba más dudas la puesta en escena que podría hacer sobre el escenario y si se quedaría pobre.


En España somos, por lo general, bastante acomplejados con cualquier cosa que hacemos y solemos ensalzar de forma desmedida cualquier cosa que viene de fuera. Artistazas tamañas como Ruth Lorenzo y Barei ya han intentado luchar contra dicho estigma sin mucho éxito.
Ciertos seguidores del festival sólo conciben que puedan representarnos melenazas, lentejuelas, tacones, brillos y gritos que pongan la guinda a una canción.
Creo que por esto, lo que ocurrió en el plató, está muy lejos del objetivo de unión que plantea Eurovisión. Al parecer, los fans de Mirela, enrabietados por la situación, empezaron a abuchear e insultar al cantante Manel y su equipo simplemente porque en su opinión éste no es la mejor opción para este 2017. ¡Hasta cierto punto me parece justificable el amago de peineta!


Entré en shock cuando unos días después de ese sábado de selección personajes políticos como Javier Maroto del PP o Ricardo Sixto de Unidos-Podemos no han dudado en querer realizar una investigación política en el Parlamento sobre 'Objetivo Eurovisión'
Desde este humilde blog sólo puedo decir que me agradaría ver la misma pasión cuando hablamos de, por ejemplo, malversación de fondos. El entretenimiento no tendría que ver con política y la política si tendría que ver con gobernar ejemplarmente.


Para terminar sin extenderme demasiado, sólo me gustaría resaltar mi apoyo a Manel. Después de ver cómo se está desenvolviendo en su gira europea promocionando su candidatura, quiero aplaudir su esfuerzo para hacer lo mejor posible y pensar que Europa bailará su pegadizo 'Do it for your lover' como ya hizo la ucraniana Jamala -ganadora de Eurovisión de 2016- durante la selección de la canción para Ucrania 2017. ¡Ánimo Manel!