8/18/2015

#BOGUE #DeCine: '#Amy: (la chica detrás del nombre)'


Estas noches de verano el calor está siendo la excusa perfecta para ir a los bucólicos cines al aire libre. No por casualidad me lancé a ver la película documental sobre la cantante Amy Winehouse, tan animado por su gran -y corta- carrera como por el morbo que me producía ver cómo se habla sobre su vida.

Tristemente pasó a formar parte del -deprimente- Club de los 27 y, como genio y figura, la vimos desaparecer de escena un 23 de julio de 2011.
Desde que se lanzó con su carrera musical, luchando contra su timidez, inseguridad y miedos, no dejó de sorprendernos gracias a su honestidad en la composición de las canciones y su particular voz que hacía abrir la boca a las mayores eminencias en el mundo de la música.


Consiguió convertirse en un icono y quizá eso le pasó factura. A la velocidad de un meteorito consiguió acaparar miradas y flashes a partes iguales por todo el mundo y, muy probablemente, esta falta de control sobre su vida hizo que su vida personal se tambalease y decidiese refugiarse en diferentes sustancias.

La responsabilidad de ser un referente en música y moda -aún recuerdo ciertas colecciones de marcas fast fashion inspiradas en ella o su coqueteo con 'Fred Perry' como imagen de marca y didseñadora-, le hizo ganar mucho dinero pero también ser una completa infeliz.


 En la película queda bastante claro quienes fueron los buenos y los malos; quién la trató como un juguete y al final la convirtió -tristemente- en un juguete roto.


La cara más honesta, sincera, inocente y a la vez más frágil se resume en este fotograma (abajo). Sin duda alguna os recomiendo ir al cine a ver esta película en versión original.


Aquí os dejo con el trailer de la cinta: